Tip para una nutrición saludable.

Porciones moderadas

Hoy en día se esta hablando mucho de el plan de alimentación bajo en grasas que hacen las celebridades para perder peso. Este consiste en fruta para el desayuno y el té, verduras para el almuerzo y la comida y batidos verdes para los snacks. ¿Pero qué pasa con nuestro cuerpo? Obviamente esta forma de alimentación promueve la perdida de peso, pero es muy mala para nuestra salud, ya que no estamos recibiendo la cantidad de nutrientes necesarios para vivir, además, si comemos solo frutas y verduras, nuestro organismo sentirá hambre todo el tiempo.

No importa si estas comiendo la ensalada más sana del mundo, si te repites una y otra vez estarás consumiendo las mismas e incluso más calorías que las de un plato de tallarines. La dieta de las personas se ha modificado; principalmente de aquellas en edad laboral que deben comer fuera de casa. Esto ha incrementado el consumo de comida preparada, sin equilibrio calórico, y ha disminuido el consumo de fibra, verduras y frutas.

Varía tus alimentos

No se deben tomar diariamente las mismas raciones del mismo alimento de cada grupo sino que hay que variarlos por las siguientes razones:

  1. Los nutrientes característicos de cada grupo varían mucho entre los alimentos del mismo grupo.
  2. Las toxinas y contaminantes naturales se distribuyen en todos los grupos. Cuanto más variada sea la alimentación, menor será la posibilidad de que se tomen en cantidades dañinas.
  3. Los alimentos mezclados son un valor añadido, al suplementarse lo que falta en un alimento lo puede suplementar otro y aportar todos los nutrientes necesarios.

Una combinación adecuada facilita la digestión

La digestión es un proceso químico y fisiológico, en el que los alimentos que ingerimos son transformados en sustancias más sencillas, para que puedan llegar al torrente circulatorio y así ser distribuidos por todo el cuerpo. Los alimentos no se transforman todos al mismo tiempo, pues algunos requieren de un proceso digestivo más elaborado que otros.

Aquellos alimentos que se no se digieren fácilmente, fermentan y provocan gases, que producen dolor de vientre. Una mala combinación de alimentos nos hace sentir pesados, somnolientos, o débiles y faltos de energía, y hasta nos puede cambiar el humor. En cambio, una dieta armónica, contribuirá a que mantengamos un peso razonable, y a que todo nuestro aspecto (piel, uñas, dientes y cabello), se vea saludable.

No saltar comidas

Es una creencia bastante extendida, sobretodo en aquellas personas que desean adelgazar rápidamente y a toda costa sin pensar que, con este tipo de prácticas, originalmente lo único que se consigue es poner en peligro su salud.

Sin embargo, como imaginamos que ya habrás supuesto, se trata de un mito, de una creencia errónea, y de hecho se convierte en uno de los errores más frecuentes a la hora de bajar de peso.

Como sabes, repartir las comidas en un total de 5 comidas al día conseguimos que nuestro metabolismo se encuentre continuamente trabajando para quemar lo consumido. Además, al no tener el estómago del todo vacío, la sensación de apetito, tiende a ser muchísimo menor que si no comemos.

No debemos olvidarnos que saltarse una comida provoca un aumento de la producción de insulina, por lo que a mayor cantidad de insulina, mayor es la sensación de apetito y por ende la cantidad de alimentos que nuestro cuerpo necesita para saciarse.

Esto significa que, si nos saltamos alguna comida, llegaremos a la siguiente con un hambre voraz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *